Eneik.net

Año 2001

Volver
Oye mi canto: ¡el gazpacho!

20/03/2001 Diario HOY

Este verano no habrá campamento de temporeros del tomate en Novelda.
La instalación encontró rechazo social y además no reunía condiciones
J. L. Aroca - Mérida

Este verano muy probablemente no habrá campamento de temporeros en Novelda del Guadiana, debido al rechazo social de parte de la población, y a que el lugar no reunía las condiciones adecuadas, por ejemplo no había sombra. La Junta buscará otro emplazamiento en las Vegas Bajas y mantendrá además los de Montijo y Cabezuela del Valle (Jerte). El año pasado se saldó con aumento de acogidos en el Jerte y disminución en Montijo.
La Administración, y las entidades sociales que participan en estos proyectos, se reunieron ayer en Mérida para analizar los resultados de los campamentos de temporeros del año pasado, y organizar la campaña 2001.
El año pasado funcionaron sendas instalaciones en las Vegas Bajas del Guadiana (Montijo y Novelda), y otra en Cabezuela del Valle.
Este próximo verano probablemente no se volverá a montar el campamento de Novelda.
Las razones son dos: el rechazo social que despertó en parte de la población, y las pésimas condiciones del lugar, que por ejemplo no disponía de sombra alguna.
Para Juan Ogayar, secretario de la Federación de Trabajadores de la Tierra de UGT, los vecinos de Novelda "tendrán que acostumbrarse a esa presencia, porque si no están en el campamento estarán en otro lado, y además los utilizan en sus parcelas".
Mercedes Molina, alcaldesa de Montijo, subraya que los temporeros se iban al pueblo "precisamente para buscar sombra".
Se habló ayer en la reunión de, si no se monta finalmente campamento, abrir una oficina de información en Novelda para indicar a los temporeros adónde deben dirigirse y poder atenderlos, y acogerlos en el de Montijo.
Buscar otro sitio

Otras posibilidades son buscar un emplazamiento mejor, en Novelda o en general en la zona Montijo-Puebla. La alcaldesa de Montijo reconoce que "hay que dignificar" el lugar "y todos tenemos que comprometernos en algo mejor".
Los campamentos que sí dieron buen resultado fueron el de Montijo-Puebla, y el de Cabezuela del Valle, según pusieron ayer de manifiesto los alcaldes, las entidades gestoras (Cruz Roja y Cáritas, respectivamente), y los sindicatos, que estuvieron acompañados en la reunión por sus compañeros portugueses.
Para esta próxima campaña es posible que la Junta de Extremadura habilite autobuses para trasladar, desde los asentamientos a los campamentos (hay temporeros que se niegan a meterse en ellos), a los niños, a fin de que durante la jornada laboral de sus padres estén atendidos "y no mendigando por las calles".
Con objeto de que se respete la máxima legalidad, durante la reunión se pidió al representante de la Delegación del Gobierno que se haga un seguimiento de los contratos de estos trabajadores.
La consejera de Bienestar Social, Ana Garrido, que presidió la reunión, destacó según un comunicado de la Junta el "gran contraste" entre la política llevada a cabo en Extremadura con los trabajadores extranjeros, y la realizada en otros lugares como El Ejido (Almería), "donde en estos días se han derribado los albergues de inmigrantes alegando que no reunían unas condiciones mínimas de salubridad, y ejando a centenares de personas a la intemperie".
La próxima semana empezará a organizarse el campamento de Cabezuela.

eneik@hotmail.com